Sobreviviendo a la incertidumbre

Las antiguas certezas ya no existen. El progreso no está garantizado y el orden establecido se tambalea. El polifacético Garrigues Walker fundador del Partido Liberal Español, ensayista, dramaturgo y filántropo, publica regularmente en prensa nacional e internacional, además de impartir conferencias y participar en foros internacionales, escribe con la colaboración de Antonio García Maldonado un nuevo libro: Manual para sobrevivir en la era de la incertidumbre, en él desgrana con perspectiva política la situación y contexto actual, así como los mecanismos a adoptar para adaptarnos a estas nuevas condiciones.

Enlace a fragmento del libro en PDF

Ya en alguna intervención pública anterior a la presentación de este libro (Marbella,  reunión con la patronal empresarial local el 25 de mayo de 2018) manifestó su pensamiento en este sentido:

“el empresario tiene que acostumbrarse a vivir con incertidumbre”

“no pasa nada por estar en un mundo en el que no sabemos qué va a pasar por convivir con dudas, que son fruto de la reflexión y búsqueda de soluciones”

“pretendo convencer a los empresarios de que tienen que estar mucho más alerta, con respecto a lo que está pasando en el mundo y con los cambios sociológicos, políticos, culturales, tecnológicos y científicos”

“estamos en una época en la que todos los estamentos, incluidos los medios de comunicación, tenemos que repensar nuestra política y nuestro protagonismo en la sociedad, porque estamos viviendo en un mundo verdaderamente complejo y complicado”

“situaciones como la de Trump en Estados Unidos, el Brexit en Inglaterra, las dificultades de Merkel en Alemania, las elecciones italianas y el nombramiento del muevo primer ministro”. Todo este cúmulo de acontecimientos actuales, añade, “nos debe afectar de una manera seria, pero en definitiva hay que seguir adelante, porque incluso en este clima de incertidumbre merece la pena el esfuerzo empresarial”

Garrigues es uno de los juristas españoles más reputados en todo el mundo. Testigo privilegiado de la transformación de la vida política y económica española desde el franquismo hasta nuestros días, nunca ha descuidado su vocación humanística, en la mejor línea del liberalismo político clásico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *